El tiempo - Tutiempo.net
Domingo, 08 Julio 2018 10:29

Ayuda Aborigen Ingeniero Luiggi y un nuevo viaje solidario al Impenetrable Chaqueño Destacado

Desde el 2015 Ingeniero Luiggi se sumó a través de un grupo de voluntarios a colaborar con la Agrupación Ayuda Aborigen Argentina, que tiene sedes en todo el país, y que tres veces al año organiza viajes al Impenetrable chaqueño para colaborar con las comunidades que habitan esa zona de difícil acceso y donde no llega la ayuda oficial.

Graciela Ardusso, una de las integrantes de Ayuda Aborigen en esta localidad, dialogó con Zonal Noticias para contar la experiencia vivida en el último viaje al Impenetrable Chaqueño en el mes de mayo.

“Yo comencé en el año 2015 con Ayuda Aborigen Argentina que tiene más de 20 años de trayectoria, organizada en su momento por Alberto Badillo de la ciudad de 9 de Julio y que hoy tiene sedes en distintos puntos del país, incluida la de Ingeniero  Luiggi.

“Ya es el séptimo  viaje que hago al Impenetrable Chaqueño acercando las donaciones que juntamos junto  a un grupo de voluntarios de Ingeniero Luiggi y con la colaboración de gente de pueblos vecinos que también acercan sus donaciones”, contó.

Graciela Ardusso comentó que en la localidad son un grupo de entre ocho y diez voluntarios que “recolectamos la ayuda, la clasificamos para luego poder llevarla a Chaco”.

El último viaje fue en el mes de mayo de este año, y el próximo será en el mes de octubre. Por año se viaja unas tres veces a llevar la ayuda a las comunidades aborígenes.

“Vamos directamente al Impenetrable chaqueño donde nos reciben en escuelas rurales y allí convocan a las familias que viven en chozas en el monte, a quienes les entregamos cajas con mercadería”, contó Graciela.

Al hablar de la odisea de cómo llegan hasta el Impenetrable chaqueño, comentó: “avanzamos hasta un determinado lugar con el micro de Ayuda Aborigen, y luego nos subimos a la caja de los camiones donde transitamos varios kilómetros hasta llegar a las escuelas, donde ya nos esperan los docentes y las familias”.


“Para Chaco se necesita de todo”

Al referirse a la ayuda que acercan a las comunidades aborígenes del norte del país, Graciela Ardusso expresó “Para Chaco se necesita de todo, en especial alimento y agua, pero también ropa, calzado, útiles escolares, juguetes, colchones, muebles, lonas, medicamentos, lo que se te ocurra allá hace falta porque no hay nada”.

“Realmente es una mezcla de sentimientos, de emociones, por un lado el poder ayudar te llena el alma, pero ver las enfermedades que se ven, los chicos descalzos, desnutridos, chicos con mal de chagas, tuberculosis, parasitosis, malformaciones, es muy  pero muy triste”, relató.

La voluntaria de la entidad Ayuda Aborigen, comentó que la mercadería se acopia en su domicilio, para luego clasificarla y organizarla para el próximo viaje que recordó será en octubre de este año.

Agradeció la colaboración de la gente de Ingeniero Luiggi y de varios pueblos de la zona que “siempre colaboran” con esta cruzada.

Quienes deseen colaborar con esta ayuda solidaria podrán comunicarse con Graciela Arduso al teléfono celular 2302- 413112.

 

“Circo”

Graciela Ardusso destacó también que “Ayuda Aborigen” es la única agrupación en el país  que además de llevar ayuda,  va con el “camión circo” donde van dos magos y dos payasos y en cada escuelita se presenta un espectáculo, que además siempre  termina con el  Himno Nacional cantado en lenguaje de señas. “La verdad que es algo muy emotivo lo que se vive”, expresó.

“También se lleva una pochoclera y luego se les reparten los pochoclos, leche chocolatada y galletitas, más allá de la mercadería que se entrega a cada familia”, expresó Ardusso.

 

 

Paraje Chos Malal

La voluntaria comentó que en La Pampa hay un coordinador de Ayuda Aborigen, Ramón González que también organiza viajes a comunidades del oeste pampeano.

“El fin de semana pasado estuvimos recorriendo Aguada Paraje Aguada Chos Malal, donde visitamos  los distintos puestos que se encuentran muy aislados y acercamos calzado y ropa de abrigo”, contó Ardusso.

“Aquí las necesidades no son tan extremas porque ellos crían chivas y hacen pan casero, además en la zona cuentan con una escuela rural, donde el trabajo que hacen los docentes es digno de destacar”, remarcó.

Por último Graciela reiteró su agradecimiento a todas las personas y firmas comerciales de Ingeniero Luiggi que donaron juguetes, golosinas, ropa, alimentos, medicamentos, agua.

“Me gustaría que todos aquellas personas o comercios que puedan colaborar lo sigan haciendo, se necesita de todo, siempre en condiciones limpias y sanas, porque ver tanta pobreza, hace doler el alma”, concluyó.