Pueblos originarios celebraron el «Solsticio de invierno»

Del 20 al 24 de junio se celebra el «Solsticio de invierno Inti Raymi y Wiñoy Tripantu, WeTripantu».

Para los pueblos indígenas de América del Sur el solsticio de invierno representa la llegada de un nuevo ciclo de vida de la Madre Tierra y todos los seres que la habitamos.

Según sostienen en sus creencias, la luz solar tendrá una duración de aproximadamente nueve horas, por lo que el día más corto del año y, por lo tanto, la noche más larga da comienzo a un nuevo ciclo de la naturaleza y al inicio del invierno.

Regidos por el calendario lunar, el pueblo mapuche celebra del 20 al 24 de junio el Año Nuevo «We Xipantu o Wiñoy Xipantu» que significa «la nueva salida del sol» e indica el inicio del primer ciclo de un nuevo año o nueva vida. Se comparte comida y el fuego hasta la llegada del sol, al amanecer.

El 21 de junio, los pueblos andinos, por su parte, celebran la fiesta del sol «IntiRaymi»; una celebración incaica donde se realizan cantos, danzas y brindis colectivos junto a fogatas y se «abre la boca» de la Pachamama para efectuar ofrendas con alimentos tradicionales como el maíz o la coca.

La ceremonia en cuestión, que repiten cada año en Laguna Don Tomás, cerca de El Faro, se denomina «Llelli Pun». En total participó una veintena de hombres y mujeres. Se intercalaron en una ronda, cantaron y retumbaron el «cultrum», además de realizar ofrendas a la tierra.

La actividad que llevaron a cabo no se trata del «We Tripantü» (lo que se conoce como el año nuevo mapuche, aunque celebra el cambio de ciclo) sino del «Llelli Pun».