El tiempo - Tutiempo.net
Sábado, 12 Enero 2019 10:36

Santa Rosa: Nueve procesados con 115 kilos de droga

El Juzgado Federal de Santa Rosa procesó este viernes a nueve santarroseños, la mayoría integrantes de dos familias, que conformaban una banda delictiva a la que le secuestraron 115,4 kilos de marihuana cuando la trasladaban desde provincia de Buenos Aires a La Pampa.

El procesamiento fue firmado por el juez federal subrogante Pablo Larriera y el secretario penal Sebastián Bruno. Los procesados, según la resolución a la que accedió Diario Textual, son Manuel Alejandro G., Gustavo Rubén P., Natalia Soledad C., Yesica Paola O., Orlando Javier C., María Silva S., Guillermo Oscar F., Matías Gabriel S. y Nelson Matías A.

Están acusados de ser coautores material y penalmente responsables del delito de tráfico de estupefacientes en la modalidad de comercio, agravado por la intervención organizada de tres o más personas, en concurso ideal con el delito de transporte de estupefacientes.

Además, el juez embargó ocho autos, camionetas y motos y un terreno que fueron, según estableció, adquiridos con la venta de droga.

Incluso logró “identificar” al que le vendió la droga a la banda. Se trata de un ciudadano paraguayo, del que el juez pidió la captura nacional e internacional.

Esta investigación se inició en noviembre del año pasado. Fue llevada a cabo por el Grupo de Inteligencia y Análisis de las Comunicaciones, dependiente del área de Lucha contra el Narcotráfico de la Policía de La Pampa. En ese marco, el juzgado ordenó una serie de intervenciones y escuchas telefónicas. El 8 de diciembre de 2018 fue detenida la banda, con 115 kilos de marihuana que tendría un valor de 2,5 millones de pesos.


La captura

Parte de la banda se trasladó el 8 de diciembre en dos automóviles -un Audi y un Gol Trend- desde la capital pampeana a la zona de la ciudad bonaerense de Junín para comprar marihuana.

Según reconstruyó el juez en la resolución a la que accedió Diario Textual, en el Audi se trasladaban Manuel G y Gustavo P. y sus respectivas parejas Natalia C. y Yesica O. Ese automóvil, que no llevaba droga, era el “guía” que circulaba delante del Trend, conducido por Orlando C., y que “avisaba” de los controles policiales.

En el Puesto Caminero de Catriló, cuando estaban esperando los uniformados el regreso a La Pampa de la banda, el Audi se detuvo en el control. Pero Orlando C, el conductor del Trend, se dio a la fuga. Fue detenido a unos 5 kilómetros, en el cruce de las rutas 5 y 1. Allí el perro Dino “marcó” el auto y los policías secuestraron el cargamento.

Los “organizadores” de la banda, según el juez, fueron Manuel Alejandro G., Gustavo Rubén P. y Orlando Javier C.

“No debe pasarse por alto que el día 8/12/18, en horario de madrugada, se advirtió su paso por el Puesto Caminero de Catriló y el mismo día, en tal lugar, a la hora 20:28, fueron demoradas en el vehículo Audi A-4, dominio colocado LCM-803, junto a sus parejas -G. y P.-. A lo que se acreditó en el marco de la presente que el día 8/12/18 la organización se abasteció de material estupefaciente en la provincia de Buenos Aires y que en un término aproximado de 16 horas transitaron algo más de 1.200 kilómetros, sin perder de vista que P. viajó junto a C. y a la vuelta lo hizo en el auto de G. -guiando a C.- pues había perdido su rumbo en la zona de Luján (Bs. As.)”.


Escuchas telefónicas

La Justicia accedió a varias escuchas. En algunas de ellas, según el juez, se acredita la comercialización de droga pese a que se intenta “encriptar” el lenguaje. Son las siguientes: 

Una persona de sexo femenino identificada como Silvia S. (1) dialoga con una de sus hijas (2).

2: ¿Voy a llevar las cosas?

1: ¿Qué cosas?

2: Las que vos ya sabés.

1: ¡¡¡No, no, no!!!

2: Si má, porque anda mucho… Porque (hay) muchas cosas hay acá y anda mucho.

1: ¿Quién te dijo que andan?

2: Porque estoy viendo mami, estoy viendo.

1: ¡¡¡No, no, no!!! pero eso … Escúchame Mina, no seas jetona, los que andan con balizas no pasa nada, cállate, no seas jetona.

(Hablan las dos a la vez).

1: Vo …, Mina no seas porfiada, venite para acá.

(Hablan las dos a la vez);

1: No cortes porque le digo a tu padre que te llame, no te hagas la canchera.

 

Una persona de sexo masculino identificada como Matías Gabriel S. (1) dialoga con una persona de sexo masculino que se identificó como “Totito” (2).

 

2: En estos días tengo la moneda y te la doy, porque sinceramente ni la tengo y el faso me lo cagué fumando, no entiendo, pero así como te pagué las nueve lucas, tres no es nada pagártelo, así que en estos días ni bien rescate una moneda …, ya te la paso, pero quería llamarte porque …, habías ido dos veces para allá y dijo el Mati va a pensar que me voy andar escondiendo por tres lucas.

1: Sí.

2: Así que … en estos días…

1: Che, ¿no me podes conseguir algo boludo ahora? Porque yo ando recortado y por eso he estado yendo todo los días pa allá, boludo.

2: Igual voy a ver si le puedo pedir una luca, aunque sea a mi hermano, que me preste, porque tengo el televisor allá para vender y la bici, que la vendo en mil pesos hoy nomás y el resto se lo pido a él prestado y… , y te la paso a vos.

1: Bueno, dale.

2: Dale Mati. Yo te pego el chiflido. 

 Matías Gabriel S. (1) dialoga con una persona que se identificó como Lautaro (2).

 

2: Y el otro día te escribí, boludo. Había un loquito que quería …, ¿vos estás vendiendo condimentos todavía? Hay un loquito que quería dos kilogramos de condimentos.

1: Sí, boludo.

2: Y ahora no sé si yo no tenía…

1: No te digo que yo ayer pasé, para verte a vos boludo y ando recomplicado, boludo.

2: Andan todos desesperados, boludo.

1: Y sí, ya sé boludo. Si ayer salí un ratito y también…, no sabés…

2: Sí.

1: Si en el ratito ese que coso, pase por tu casa y también, naranja boludo.

2: Si…

1: De yapa, yo lo tengo que aguantar siempre al otro loco, para ir a buscar yeso.

2: Sí…, y bueno boludo, no sé cuándo querés hacer, cuando querés pasar, no sé qué querés hacer.

1: No, boludo, si yo te iba a decir si…, si ya tenías la plata, así de ultima si necesitabas más te doy.

2: Sí, boludo. Algo te conseguí, sí, por lo menos. ¿Un milanesa querés?

1: Bueno, dale.

2: Así no me quedo seco yo tampoco.