Una vecina de Arata se quejó por el trato de Salud Pública en Trenel donde se la expuso a cuidar a un familiar que dio positivo de Covid-19

Se trata Alicia Grosso, una vecina de Arata de 63 años a quien llamaron para que se acerque a cuidar a su tía que reside en el geriátrico de Trenel y que por síntomas compatibles con Covid-19 (fiebre), la derivaron al hospital Guillermo Rawson de Trenel.

La mujer expresó su queja por ‘el trato’ de Salud Pública, ya que fue convocada para ‘cuidar a una familiar’ y se vio ‘expuesta al Covid-19’.

La vecina dialogó con la corresponsal de Zonal Noticias en Trenel y aclaró «del personal del geriátrico no tengo nada que decir».

Alicia contó que el sábado «me llama una enfermera diciéndome que a mi tía la iban a internar en el hospital porque estaba con un poquito de fiebre y por protocolo el sábado a la mañana le habían hecho el hisopado».

A la mujer le dijeron que necesitaban que viajara desde su lugar de residencia para acompañarla y cuidar a su tía.

«Tengo que aclarar que yo les dije que si encontraban a una cuidadora, nosotros nos hacíamos cargo del costo, pero me dijeron que no había nadie porque nadie quería arriesgarse», expresó .

La mujer accedió a acompañar a su familiar y horas después se confirmó, a través del resultado de un hisopado, que la anciana ‘era positivo de Covid’, por lo que fue trasladada a otra dependencia hospitalaria prevista para este tipo de pacientes, junto a la acompañante, que es mayor de 60 años.

«Mi familia y yo nos pusimos bastante mal, y todos me decían que no podía ser que me tuvieran a mí ahí siendo que a mi tía le había dado positivo, asique de ahí nos trasaladoron al sector Covid del hospital junto con mi tía», expresó.

«Mi marido llama al intendente y le da el número del director del hospital Marcelo Allara quien le dice que ellos no tienen personal y alguien tiene que quedarse a cuidar a mi tía, entonces me tienen que llevar ropa y demás cosas porque el sábado me tuve que quedar con lo puesto», explicó.

«El director siguió con su postura y le dijo a mi esposo que yo me podía ir, pero si me iba, hacía abandono de persona«, indicó la vecina.

La mujer, que reside en Arata expresó su disconformidad porque  «siendo una persona de riesgo, fui expuesta al virus», y señaló que permaneció alrededor de tres días junto a la familiar alcanzada por el Coronavirus, hasta que el último martes se decidió que el cuidado de la adulta mayor iba a quedar a cargo de personal sanitario, por lo que la ‘acompañante’ inicial fue trasladada en ambulancia hasta su vivienda particular, donde cumple aislamiento preventivo por la ‘convivencia’ que tuvo en un centro sanitario con un paciente ‘positivo’.

«Yo ahora estoy con la incertidumbre si estoy contagiada o no porque estuve muy expuesta, si bien tenía todo el traje de protección», expresó.

«Considero que esto no está bien porque no pueden  poner a una persona que está sana en un lugar con personas con covid. además siempre dijeron que hay que resguardar a las personas de más de 60 años y yo tengo 63», se quejó.

«Yo no soy de hacer públicas situaciones, pero a esta altura de mi vida quiero que ésto se sepa», expresó dolida.

Descargo de la hija

En tanto su hija Julieta Valdez también hizo una extensa publiccación en facebook dando a conocer la situación vivida:

«No somos de hacer éste tipo de publicaciones pero la situación amerita que sea puesta en conocimiento púbico«, aclaró la joven.

La tía de nuestra mamá se encontraba en el geriátrico de la localidad de TRENEL (La Pampa) el cual depende del Hospital Rawson siendo su director el Dr. Marcelo Allara, debido a que comenzó con sintomatología que hacía sospechar que padeciera Covid – 19, le realizan el hisopado  el día 31/10 y la trasladan del geriátrico al hospital. Ese  mismo día  llaman a nuestra mamá para que vaya a asistirla, aludiendo que no había personal que pudiera hacerlo.

La autoridad y el personal del hospital expusieron a nuestra mamá, siendo una persona de grupo de riesgo por su edad, a que se contagié. Allí le aclararon que no podía salir de la habitación hasta no tener el resultado del hisopado, pasado dos días de encierro ante el resultado positivo de la tía- abuela y sumado a la angustia de la situación, las trasladan a otro sector del hospital destinado a pacientes positivos de Covid, impidiendo a nuestra mamá regresar a su casa.

Nosotros (sus hijos) nos preguntamos ¿A cada paciente con Covid – 19 lo cuida un familiar? ¿Es correcto que el personal de salud se niegue a cuidar de un paciente por miedo a contagiarse? ¿La solución es responsabilizar al familiar y obligarla a permanecer allí, bajo amenaza de denuncia por Abandono de Persona? Sentimos vergüenza del mal trato que sufrió nuestra mamá, la falta de comprensión, de respeto y empatía en este contexto por parte del director del hospital. 

«Hoy se ve obligada a cumplir aislamiento por la negligencia, la falta de profesionalismo y ética de unos pocos que se creen impunes por los lugares que ocupan y nosotros como familia pasando día a día penando por que nuestra mamá no se haya contagiado», explicó su hija.

Decidimos contar nuestra experiencia porque cualquiera puede estar en esta situación y creemos que haciendo escuchar nuestra voz contribuimos a que no se repita. Nos sentimos desamparados por la salud pública de Trenel  la cual en lugar de  cuidarnos y protegernos nos atacó, nos responsabilizó y nos expuso haciendo uso de su autoridad.

CORRESPONSAL PAULA LUCERO