Los pozos a la orden del día en la Ruta 188 frente al acceso a Rancul y a días de que comiencen las vacaciones de verano

Quienes circulan por la Ruta nacional 188 frente al acceso a Rancul, deben sortear los inconvenientes de transitar por un tramo que presenta profundos pozos y baches que tornan peligroso la circulación por el lugar.

De hecho en la mañana del domingo, se produjo la colisión entre dos autos, cuando uno de ellos impactó de atrás a otro que frenó bruscamente por evitar unos pozos.

El riesgo es diario, dado que si bien la ruta fue reparada semana tras semana con trabajos de bacheo,sorprendentemente los arreglos duran unas pocas horas y se vuelven a generar los mismos pozos o algunos nuevos.

El estado del tramo mencionado realmente implica un riesgo, sobre todo para aquellos viajeros que no lo conocen y se topan repentinamente con la gran cantidad de cráteres que hoy abundan en la zona, ni qué decir cuando llueve y esos pozos quedan tapados de agua. Sumado a ello debemos recalcar, como si fuera poco, que estamos próximos a iniciar la temporada de verano donde el tránsito es mayor, y estamos haciendo referencia a una Ruta Nacional.

Cabe recordar que este tramo de la 188, frente a la localidad de Rancul, fue inaugurado hace poco tiempo y está próximo a cumplir tan solo 3 años. Demandó una inversión millonaria y se construyó tras muchos reclamos a Nación, generados durante las inundaciones que afectaron a La Pampa y que inclusive dejaron a Rancul aislado.

El alteo construido fue inaugurado a fines de enero de 2019 por los funcionarios nacionales que estaban a cargo de Vialidad Nacional. Fue financiada por el Ministerio de Transporte, en ese momento a cargo del funcionario de Mauricio Macri, Guillermo Dietrich, mediante una inversión de 23 millones de pesos, según se informó oportunamente.

Si bien en aquel momento la obra parecía ser formidable, el tiempo dijo lo contrario y hoy es un verdadero riesgo para quienes transiten el tramo.Evidentemente los arreglos que se realizan, hace tiempo que ya no son suficientes, hace falta un estudio en profundidad y una solución que mejore su estado de manera definitiva.

Si bien algunas gestiones se habrían iniciado, aún no hay respuestas a un problema que se viene planteando desde hace muchos meses y que lejos de resolverse, pareciera agravarse.

La obra fue inaugurada con bombos y platillos por quienes llegaron hasta la localidad a cortar las cintas. Pareció llegar una solución definitiva, una obra contundente, y no lo fue. La desazón de los vecinos, decepcionados, la queja de los conductores y el reclamo diario ya no es noticia para un tema que es recurrente y pareciera no tener fin.

Fuente Fm Líder