Una adolescente murió en la localidad chubutense de Esquel y se aguarda el resultado de las muestras enviadas al instituto Carlos Malbran de Buenos Aires para determinar si fue a causa del hantavirus.

Hasta el momento existen cinco casos sospechosos más y uno confirmado que fue dado de alta, según informaron las autoridades del área programática de Salud de Esquel.

La joven de 14 años era de Epuyén e ingresó el sábado al hospital del zonal de Esquel con síntomas digestivos y murió ese mismo día.

Las autoridades del área programática de Salud indicaron que hay otros cinco casos sospechosos de haber contraído hantavirus. Tres se encuentran actualmente internados en terapia intensiva del hospital zonal de la ciudad esperando resultados de muestras para saber si poseen el virus, un caso en sala general y otro ambulatorio.

"Las tres personas que están en terapia se encuentran estables", aseguraron los médicos.

Las personas afectadas no son del mismo núcleo, pero sí de la misma localidad y el único caso confirmado hasta el momento fue un hombre que habita una zona rural y que recibe atención ambulatoria.

El hantavirus es una enfermedad aguda infecto contagiosa que se transmite por roedores que portan el virus de la familia Bunyaviridae. Cualquier persona que no haya padecido la infección es susceptible de contraerla. El sexo masculino y las personas jóvenes son las más afectadas.

Se transmite por inhalación – es la vía más frecuente- al respirar el aire contaminado por el virus eliminado por el roedor infectado o por contacto directo al tocar roedores vivos o muertos y sus heces u orina.

Fuente: Infobae