A punto de recibir el alta, madre e hija de Parera que se recuperan del Covid-19 cuentan cómo transitaron estos días

Mariana Rivero y su hija Briana de 13 años la semana pasada dieron positivo de Covid-19, pero igualmente ya se encontraban aisladas días antes de comenzar con algunos síntomas, lo cual evitó que hubiera más contagios en la localidad.

En diálogo con Zonal Noticias Mariana Rivero contó desde el hotel Pico, donde cumplen el aislamiento, cómo se enteraron que tenían coronavirus y cómo están transitando estos días.

«El martes pasado yo me enteré que las dos éramos positivos para Covid-19, el sábado previo empecé a tener un poco de fiebre que continuó el domingo, malestar, dolor de cabeza, dolor detrás de los ojos, y un decaimiento general, por lo que me comuniqué con el doctor Gustavo Topfanin, que me dijo que tomara paracetamol y ya el lunes nos hisoparon, dando positivo el resultado el martes», explicó.

La joven de Parera comentó que una semana antes de dar positivo, vino su familia de Santa Rosa de visita, y «luego el lunes recibí un mensaje de mi hermana, que nos teníamos que aislar porque un vecino de mi abuelo le había dado positivo y depués le dio a mi abuelo, asique ese mismo lunes (una semana antes del hisopado positivo) ya nos habíamos aislado».

El martes 29 se confirmó que su hisopado y el de su hija Briana eran positivos, pero al haber adoptado una actitud responsable y haber permanecido una semana previa en aislamiento preventivo, evitó que haya más contagios en Parera.

Mariana contó que ya están transitando la última etapa del aislamiento en el hotel Pico y entre este jueves o viernes recibirán el alta médica.

Agradeció las muestras de afecto de vecinos y familiares de Parera, «que todo el tiempo nos están llamando para ver cómo estamos».

«A pesar de este momento que no es tan bueno, estamos inmensamente agradecidas por la gente que se ha comunicado por mensajes, que ha estado muy atenta, la verdad que hemos recibido mucho cariño«, expresó.

La joven madre destacó también la atención recibida en el Hotel Pico. «Es excelente el trato, el médico está en contacto telefónico permanente con nosotras, los enfermeros te controlan mañana y tarde, asique muy buena la atención y eso hace más llevadero los días de aislamiento».

Al contar cómo transitaron estos días, mencionó que afortunadamente «ninguna de las dos requerimos internación».

«Si bien tuve muchos síntomas, fueron leves, y después perdimos por completo las dos el gusto y el olfato, que ayer recuperamos. Yo ahora sigo con una congestión como si fuera una gripe, tuve uno o dos días con mucha opresión en el cuello, pero no necesité internación y con los días era más llevadero», relató.

A pesar que los síntomas fueron leves en su caso y el de su hija, Mariana recomendó «extremar la prevención social «porque no está bueno pasar por ésto, primero porque el hisopado es muy doloroso, y después si bien estuvimos re bien atendidas, no dejás de estar encerrada».

«Una piensa que no le va a tocar, en mi caso extremamos todos los cuidados y nos tocó, porque es un virus muy contagioso», expresó.

Por ultimo Mariana explicó que cuando regresen a Parera, continuarán cuatro días más en aislamiento bajo el seguimiento del médico Gustavo Topfanin y después vida normal.