El tiempo - Tutiempo.net
Sábado, 06 Octubre 2018 17:31

Dos policías piquenses cayeron de más de 6 metros cuando perseguían a un ladrón Destacado

Foto gentileza El Diario Foto gentileza El Diario

Un robo ocurrido en un comercio del barrio Talleres en la madrugada de este sábado tuvo una derivación inesperada que terminó con dos efectivos policiales internados en el hospital Centeno de General Pico, tras una grave caída de un edificio a más de seis metros de altura.

Tras una persecución, los agentes pretendían detener al presunto autor del ilícito cuando buscaba refugio en el barrio Malvinas y, mientras forcejeaban, una de las barandas del edificio en el que se encontraban se desmoronó, provocando que los uniformados cayeran varios metros al vacío, hasta golpear duramente contra el suelo.

Uno de los efectivos quedó gravemente herido en General Pico.

El sospechoso fue detenido por sus compañeros.

Hasta Pico llegaron el ministro de Seguridad Julio "Tato" González y el jefe policial Roberto Ayala.

González explicó: "Vine a acompañar al policía que pasa por este difícil momento, hablamos con el ministro de Salud para su traslado al Molas del agente Mansilla y ahora vamos a ver al otro policía accidentado. Acompañamos a la familia institucionalmente".

El episodio grave comenzó con un hecho menor. Cerca de las 5 horas del sábado un joven de 29 años ingresó por la fuerza a Casa Roasenda, que comercializa artículos para actividades deportivas y al aire libre.

Una vez dentro del local, ubicado en calle 9 entre 4 y 6, sustrajo una notebook y 14 pares de zapatillas de una reconocida marca, que están valuadas en total en 60.000 pesos. Su accionar fue captado por las cámaras de seguridad con las que cuenta el lugar.

Cuando se retiró con su botín, el ladrón fue observado por vecinos del lugar, que ante la actitud sospechosa llamaron al CECOM y advirtieron de lo ocurrido. Brindaron datos precisos sobre la fisionomía y vestimenta del delincuente, además de indicar que llevaba una gran bolsa de nylon cargada con el calzado antes mencionado.

A los pocos minutos personal policial que estaba abocado a la búsqueda de esta persona la individualiza y comienza una persecución que terminó en el barrio Malvinas Argentinas. Allí, el ladrón buscó refugio en un edificio ubicado en el sector “Rojo”, sobre calle 7 entre 120 y 122.

En un sector de descanso de la escaleras, que se encuentra entre el primer y segundo piso, se produjo un forcejeo que provocó el desmoronamiento de una baranda.

Tras caer de una altura de aproximadamente 7 metros, los uniformados golpearon duramente contra la vereda y quedaron inconscientes, en medio de los ladrillos que se desprendieron de la media pared caída.

Los heridos fueron asistidos primeramente por sus propios compañeros, hasta que instantes después llegaron dos ambulancias del Servicio de Emergencias Médicas.

El personal de salud actuó con premura, aplicando los primeros auxilios, inmovilizando a los policías y trasladándolos de urgencia hacia el Servicio de Guardia del hospital “Gobernador Centeno”.

Los lesionados son el oficial inspector Mansilla, de la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional II, y el sargento Ruarte, de la Comisaría Tercera.

El primero de ellos sufrió fracturas en la zona cervical y lumbar, con hundimiento de vertebras, y además tiene liquido en sus pulmones, razón por la cual se espera que esté estabilizado para que lo trasladen a Santa Rosa y desde allí se evaluará un eventual viaje hacia una institución más especializada en Buenos Aires.

El segundo fue alojado posteriormente en una clínica privada de Pico, donde se le colocó una sonda ya que también sus pulmones se llenaron de líquido.

Otros efectivos que se sumaron a la presencia finalmente capturaron al delincuente en las inmediaciones, lo redujeron y trasladaron a sede policial, donde quedó detenido a disposición de la Fiscalía Temática de Delitos Contra la Propiedad de la Segunda Circunscripción Judicial.

Se trata de un joven considerado “peligroso”, oriundo de San Luis y que vive desde hace pocos días en General Pico. También recuperaron lo robado, que será restituido a sus legítimos propietarios una vez que se realicen las tramitaciones legales correspondientes.

                                                                                                                                                                 Fuente El Diario